RODOLFO ALONSO: LEER PARA SER.

Magazín Dominical. Buenos Aires, 1994.

El artículo de Rodolfo Alonso (poeta, ensayista y traductor; nacido en Buenos Aires, Argentina 1934) tiene como eje central la literatura; lo que fue y ha sido hasta hoy el hábito de la lectura, sus problemáticas ocasionada por las nuevas tecnologías, las cuales no residen en la tecnología moderna sino en el mal uso que le da la sociedad.

Se hace un breve recorrido del cambio de la lectura a través del tiempo; anteriormente cuando se le daba un valor importante hasta nuestros días, en donde gradualmente ha sido reemplazada (gracias a la tecnología moderna) por otras clases de lecturas, con otros propósitos, como lo dice el autor: “Su objetivo es el entretenimiento, no el conocimiento. Sus valores no son la ética o el humanismo, sino el rating y la caja registradora.”

Se ha ido reemplazando la cultura de leer libros que edifiquen por la de hacer una lectura muy superficial que en poco ayuda, que es lo que ofrece la tecnología de la sociedad consumista en la que vivimos hoy en día, cuyo objetivo primordial es la parte económica, el dinero.

Por lo tanto, este texto busca hacer una reflexión acerca de lo que se lee, pretende recapacitar sobre qué tanto se ha desviado en la vida de las personas la lectura para conocer, para informarse, para aprender, para ser, y en consecuencia se ha reemplazado (a veces sin darse cuenta) por lo poco que ofrece los medios masivos de comunicación, tales como: el audio, el video o la informática, en especial esta última, usada frecuentemente para copiar y no para estimular la creación.

Este artículo va dirigido a la sociedad en general, especialmente a la juventud, porque son aquellos quienes más frecuentemente son persuadidos por lo que brinda la nueva tecnología, particularmente el internet, puesto que recurren a éste como sinónimo de modernidad, sin mirar que están dejando a un lado algo más importante: aquella lectura educativa y formadora.

Finalmente se invita a los lectores modernos a recobrar la buena lectura, para que de esta manera se siga enriqueciendo nuestro lenguaje y por el contrario, no se empobrezca, puesto que el autor nos dice: “El lenguaje nos hace hombres. Somos hombres porque tenemos memoria y porque somos lenguaje.”

 

RESEÑA

El artículo “La censura es el mercado “elaborado por el escritor RODOLFO ALONSO MAGAZÍN  (poeta, narrador y crítico) en el año 1994. Este artículo  argumenta que  el hábito de la lectura se ha ido perdiendo con el pasar de los tiempos; Hace décadas atrás por lo menos tenían un valor significativo en la sociedad, hoy en día es muy escaso el ser humano  que le dedica por lo menos 15 minutos de tiempo para leer unas cuantas hojas con el fin de enterarse de  lo sucede en el mundo, tampoco se preocupa por entender a fondo un tema o tener una postura crítica, con base a lo anterior, la lectura es el medio de información más constructivo que podemos poseer  y el cual pocos utilizamos. 

Una de las principales causas que ha llevado al ser humano  a perder el ámbito de la lectura, es la vida moderna, ya que en el mercado existen demasiadas innovaciones tecnológicas, las cuales nos sirven de muchas formas para difundir información, comentarios, diálogos, entretenernos, informarnos, entre otras cosas, de una forma globalizada, es decir, podemos obtener información de diferentes  zonas geográficas. Esto conlleva  a que  no sea necesario coger un escrito y leérselo todo, con el fin de enterarse de un solo tema; Sino que ahora podemos enterarnos por la radio, la tv, el internet, etc. Gracias a los canales de comunicación nos podemos enterar de muchos temas de interés ya sea en el ámbito social, político, cultural, geográfico, filosófico entre otros. El problema es que la sociedad se interesa por temas no provechosos como muchas noticias de farándula donde solo se  habla de la vida de los  famosos; Pero los temas relevantes e importantes que nos aportan ideas, también nos sirven para reflexionar sobre nuestra vida y sobre otros aspectos, los dejan aún lado.

Lo anterior no quiere decir, que los inventos tecnológicos  son  los culpables  que la sociedad no anhele leer, sino el propio ser humano que no ha sabido darle una buena manipulación  a estos medios y lo han utilizado para otras cosas, menos con el fin de lograr una  autosuperación.

El texto va dirigido a toda la sociedad, con el fin de que se den cuenta que la lectura es un espacio de reflexión así mismo de superación, en este nos encontramos con nosotros mismos y experimentamos momentos de alegría ,  tristeza ;Teniendo como objetivo principal  estimular nuestra mente, y lograr ser  críticos ante la sociedad moderna del siglo XXI.